La obesidad aproxima la muerte en mujeres con cáncer de mama

Crédito: Eliannis Pino

Diabetes, enfermedades cardiovasculares, depresiones, apnea del sueño, varices y cáncer son algunas de las enfermedades que están asociadas a la obesidad y aunque no necesariamente sólo los obesos que sufren estas patologías se mueren más rápido por causas de las mismas, recientemente un estudio arrojó que en las pacientes que presentan considerable sobrepeso y padecen cáncer de mama el riesgo es más que real y mucho más elevado.

“Generalmente las pacientes obesas sino tienen diabetes, tienen la insulina elevada y ésta no solamente sirve para meter glucosa en las células, sino que a veces activa unos receptores que estimulan la proliferación celular, lo que ayuda a crear un microambiente a nivel a mamario que puede inducir el desarrollo de cáncer de mama. Esto ya se sabía, pero la novedad de este estudio es que ha demostrado, no solamente que las pacientes obesas y con insulina desarrollan cáncer de mama, sino que se mueren más cuando tienen cáncer que una mujer delgada que también padezca la enfermedad”, explica la ginecóloga de la Clínica Santa Sofía Paula Cortiñas.

El estudio al que hace referencia la especialista fue recientemente publicado en la revista European Journal of Cancer y en él sus autores relacionan los índices de masa corporal (IMC) y glicemia con la supervivencia en cáncer de mama.

“Según este estudio, las pacientes con cáncer de mama receptores de estrógeno y progesterona positivos, tienen mayor riesgo de muerte por cáncer de mama si presenta un IMC mayor de 27 Kg/m2 y glucosa en ayunas >94 gr/dl. No sucede lo mismo con las pacientes con tumores receptores negativos, lo que revela la naturaleza hormonal en la relación de causalidad”, indica Cortiñas.

Añade que según el estudio no solo las alteraciones del metabolismo, obesidad y carbohidratos constituyen un riesgo para desarrollar cáncer de mama, sino que quienes tengan estos parámetros alterados sus probabilidades de morir son más altas que en pacientes que padezcan la misma enfermedad pero que sean delgadas y tengan los índices de glicemia normales.

Al ser esta la situación la ginecóloga enfatiza que como parte del tratamiento la paciente obesa debe ser tratada también nutricionalmente para obtener mejores resultados.

“Si se tiene a una paciente con cáncer de mama obesa, se le da su tratamiento oncológico y también se debe intervenir en la parte metabólica como parte del tratamiento, ese es el mensaje, el oncólogo no puede trabajar solo”.

La doctora, quien publicó un trabajo sobre esta relación en el blog medico Intervalo libre, indica que en Latinoamérica existe una incidencia de obesidad por encima del 30% (Venezuela no es la excepción) y que debido a esto parte del tratamiento del paciente con cáncer implica obligatoriamente el manejo metabólico así como cambios en los hábitos de vida que incluyen transformar la alimentación, realizar actividades físicas y utilizar medicamentos en caso de ser necesario.

En cuanto a la prevención Cortiñas señala que precisamente desde pequeños los padres deben dar una alimentación sana a los niños y fomentar la actividad física, ya que de esa manera no solamente previenen el cáncer de mama, sino otras enfermedades asociadas a la obesidad que pueden traer problemas en el futuro a estos niños cuando se conviertan en adultos.

Fuente:eluniversal.com.ve

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s